El Padre Nuestro

Photobucket

Oraciones Diarias de Protección

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

ORACIONES DIARIAS A MARÍA SANTÍSIMA

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket


domingo, 29 de agosto de 2010

El diablo existe y se le puede reconocer


“El capítulo sobre el demonio y sobre su influencia, que él puede ejercer sobre cada una de las personas, como sobre las comunidades, sobre toda la sociedad y sobre los acontecimientos, es un capítulo muy importante de la doctrina católica que debería estudiarse, pero hoy poco se hace”(discurso de Pablo VI el 15 de Noviembre de 1972- X, 1972,1171)

1.-Finalidad de la Cuaresma: el conocimiento de Cristo.
Hemos comenzado este tiempo de penitencia y oración.
En la oración inicial de la misa del primer domingo de cuaresma se nos dice cuál es el sentido de este preámbulo litúrgico hacia la Pascua, al afirmar que hemos de avanzar en la inteligenciadel misterio de Cristo para vivirlo en su totalidad.
Es decir adelantar en el conocimiento de Cristo para adherirnos más y más a El y al proyecto de vida que nos presenta, y así lograr la plenitud de nuestra existencia que implica la comunión con Dios.
Estamos invitados, pues, a progresar en el conocimiento de Cristo para llegar a la Pascua, estado permanente del cristiano en cuanto implica un constante morir al pecado para renacer a la vida de la gracia.
Esta inteligencia del misterio de Cristo conlleva el crecer en nuestra vida interior mediante una unión y seguimiento cada vez mayor a su persona como los sarmientos a la vid (cf. Juan 15), haciendo nuestras sus enseñanzas.
Comenzando a conocer a Jesús nos preguntamos: ¿qué nos enseña El en el principiocuaresmal anual? Nos ilumina acerca de lo que debemos hacer ante la presencia del espíritu del mal que vive acechando al hombre para arrastrarlo lejos de su Creador.
Y esto es así ya que el diablo odia al hombre porque éste fue creado a imagen y semejanza de Dios y elevado a la vida sobrenatural por el misterio de la redención que realizó el Hijo de Dios hecho hombre.
2.- Jesús y el maligno.
El espíritu del mal, el demonio, no es un poder paralelo a Dios, sino una creatura de Dios en cuanto ángel, aunque caído posteriormente.
En cuanto creatura es descrito en el libro del génesis bajo la imagen de la serpiente afirmando que “era el más astuto de los animales del campo que el Señor Dios había hecho” (Génesis 3, 1).
En cuanto a su caída y el motivo de la misma se han dado diversas explicaciones en el transcurso del tiempo siendo “la más difundida, -y también la hipótesis más dominante hoy-, es la del orgullo y la soberbia que hizo pensar a los ángeles que podían ser semejantes a Dios, un desordenado deseo, ciertamente no de igualdad, como es obvio, sino de semejanza” (1)
El demonio en cuanto ángel goza de una inteligencia superior a la del mismo hombre. Dios lo creó bueno, pero éste se pervirtió rebelándose contra su Creador, convirtiéndose en demonio, hacedor del mal, autor del pecado, sin perder su condición de ángel.
Respecto al obrar del maligno por medio de la tentación que es lo que trataremos de examinar en estas notas, es útil recordar lo que expresa Corrado Balducci cuando afirma que “me parece poder ver la tentación demoníaca, en un trabajo continuado, más insistente, más penetrante, dirigido a alejar al hombre de Dios, a mantenerlo alejado de él, hasta llegar a ofuscar, a apagar esos sentimientos y esos valores fundamentales de amor y de justicia que el creador puso en el corazón del hombre”(2)
3.-Génesis del pecado en el principio.
El texto del génesis proclamado en el primer domingo de Cuaresma describe cómo Dios provee al hombre de un paraíso sin igual para que pueda crecer y desarrollarse acorde a la dignidad de la que está provisto como creatura hecha a imagen y semejanza suya.
Posteriormente señala cómo actúa el demonio irrumpiendo en la vida del hombre con el fin de esclavizarlo por medio de los errores que transmite.
El tentador, pues, penetra en la vida feliz del hombre, manipulándolo en su orientación primigenia a la comunión con Dios, haciéndole creer que puede alcanzar “ser como Dios”.
Nótese cómo el diablo proyecta en la tentación su propio deseo de pretender la igualdad con Dios.
El no comer del fruto del “árbol de la vida, en mitad del jardín, y el árbol del conocimiento del bien y el mal” (Gén.2, 9) significa que el hombre ha de reconocer la soberanía de Dios y su propia limitación creatural sin traspasar ese límite queriendo atribuirse una divinidad que no tiene.
El pecado original consistió en querer ser como Dios y esto queda latente en el hombre, ya que aflora como tentación permanente y clave en la historia personal de cada uno, y en cada acción pecaminosa que realiza.
El demonio, padre de la mentira comienza el diálogo con la falsedad: “¿Cómo es que les ha dicho Dios que no coman de ningún árbol del jardín? (Gén. 3,1). “Podemos comer los frutos de los árboles del jardín; solamente del fruto del árbol que está en mitad del jardín nos ha dicho Dios: no coman de él, ni lo toquen porque morirán” (Gén. 3, 2 y 3)-contesta Eva.
El demonio avanza en su estrategia…”No morirán…Dios sabe…..que cuando coman de él se les abrirán los ojos y serán como Dios en el conocimiento del bien y del mal” (Gén. 3, 4 y 5).
¿Qué significa ser conocedores del bien y del mal? No se trata del conocimiento a través del cual el ser humano distingue con la luz de la razón lo que es bueno o malo, al descubrir la ley natural presente en su corazón.
Se refiere a que el hombre pretendiendo ilusoriamente ser dios, trastoca la valoración de lo que es malo o bueno en sí mismo, es decir, por la naturaleza de las cosas, y atribuye a su capricho, bondad a lo malo y maldad a lo bueno.
En rigor, sucumbiendo el hombre al pecado de los orígenes, da comienzo en el exordio de la creación al relativismo de la verdad y por ende de la verdad moral.
Hija de este comienzo, la cultura de nuestro tiempo proclama el relativismo de toda verdad al sostener que no hay verdades absolutas sino relativas, según la visión que tenga cada uno. (3)
Los que patrocinan esto se contradicen a ellos mismos porque al negar que la verdad sea absoluta, están negando la “verdad absoluta del relativismo”, que ellos defienden con tantos desvelos.
En el orden ético el relativismo moral no reconoce en el aspecto moral más que la relatividad de todo, conforme al parecer de cada uno, es decir que cada uno decide a su antojo lo que es malo o bueno, no poseyendo nadie una “verdad” común a todos.
Hoy en día el hombre moderno llevado por la tentación de ser dios, decide por su cuenta lo que es bueno o malo.
4. -La presencia de Satán en proyectos oficiales.
Relacionado con esto me parece oportuno mencionar lo que estableció el gobierno nacional en nuestra Patria respecto a la “legitimación del aborto” en lo que denomina “Guía técnica para la atención integral de los abortos no punibles” de la Secretaría de programas sanitarios que lleva fecha de Octubre de 2007.
El documento manipulando el hecho de los abortos clandestinos y las supuestas innumerables muertes de mujeres culmina con la legitimación del crimen nefando del aborto como lo denomina Juan Pablo II.
Esta guía técnica, inspirada por el demonio, aparece como “atractiva”, destilando falsa compasión por las desvalidas mujeres que hicieron un aborto.
Recordemos que el demonio no actúa solo, sino que cuenta con la colaboración necesaria de sus seguidores que encandilados por la promesa del poder, del dinero y de la impunidad, lo siguen adonde quiera que vaya.
Esta guía abundante de citas al servicio de la falsedad, aparece seductora, redundándose lo del libro del Génesis cuando asevera que cuando Eva se percató que “el árbol era apetitoso, atrayente y deseable porque daba inteligencia; tomó del fruto, comió y ofreció a su marido, el cual comió” (Gén.3, 6).
Ciertamente serán muchas las “modernas” Eva del siglo XXI que se sentirán atraídas por las promesas vertidas en el documento citado y que ilusoriamente creerán que alcanzarándiscernimiento, esto es, poder para definir como bueno lo malo y realizarlo en consecuencia, pretendiendo proteger supuestos derechos femeninos con el consiguiente desprecio de los derechos de los niños abortados.
Los profesionales objetores de conciencia son reconocidos, a regañadientes, en el documento.
No sucede lo mismo con las instituciones, aunque sean privadas, ya que deben velar para encontrar algún médico que se preste al homicidio institucionalizado.
La guía provee de abundante información acerca de cómo evitar embarazos “no deseados” como así también cómo seguir con los cuidados después de la realización de algún aborto.
Se dan detalles de cómo “contener” a las mujeres después del aborto, aunque nada diga la guía sobre cómo solucionar el “síndrome de Raquel” (4) que como carga permanente llevan las mujeres sobre sus conciencias.
La guía de marras, con la soberbia que la inspira, deja de lado lo establecido en la Constitución de 1994 que incorporara pactos y tratados internacionales defensores de la vida, para pretender imponer como nueva legislación vinculante “una reglamentación” del código penal cuando éste se refiere a la eximición de pena en el supuesto que el aborto esté comprendido por determinadas situaciones.
Obviamente la manipulación jurídica es patente cuando se hace caso omiso al hecho de que la no penalización en determinados casos no licua la figura delictual del aborto, y por ende su permanente condenación ética en cuanto homicidio de un inocente.
Una prueba más del desprecio por la ley y la Constitución, se observa nítidamente en esta guía que pretende reglamentar el homicidio.
Nótese que mientras la Cámara Nacional de Casación Penal afirma que es inconstitucional detener a menores de 16 años, por sus delitos,(5) nadie de la justicia se expide por la inconstitucionalidad de esta norma implementada para diezmar inocentes.
5.- Causas de la apertura interior a Satanás.
La malicia demoníaca campea en todos los ámbitos en los que se mueve el hombre. De allí la necesidad de que sepamos nosotros descubrir la presencia del mismo en la cultura en la que estamos insertos, en las costumbres, en la idea de familia, de hombre y de vida que se quiere imponer progresivamente, ya que el maligno no debe verse como una presencia más o menos misteriosa sino como una figura actuante en la sociedad, en las leyes, en las costumbres y en el pensamiento de muchas aparentes verdades que se quieren imponer en la sociedad, tal como lo mencionara el Papa Pablo VI.
Pero es válido preguntarse: ¿cómo puede el hombre abrir su corazón al influjo maléfico?
Oigamos al especialista en demonología Padre Corrado Balducci: “No es fácil investigar qué es lo que favorece esta apertura a Satanás, esta posibilidad de transformarnos en demonios. En todo caso, los continuos rechazos a los repetidos llamados de la gracia hasta silenciarlos, no sentirlos ya, el transformar la indiferencia y la incredulidad a la verdad religiosa en una posición de hostilidad contra ella, abandonar la verdad conocida o hasta negarla, impugnarla, son sin duda manifestaciones claras de nuestra voluntad de no querer saber nada de Dios y representan no solamente hendiduras, sino puertas abiertas a la entrada de satanás, que se preocupará por llenar el vacío que se le ha dejado” (6)
---------------------------------------------------------------------------------------------
(1) El Diablo, por Corrado Balducci, (ediciones San Pablo, pág. 18).Colombia, 3era edición.
(2) Obra citada, pág. 166.
(3) Ya me he expresado acerca de esto en “El relativismo moral en
nuestra Patria” y “El relativismo moral y la perspectiva de género”. (cf.http://ricardomazza.blogspot.com.
(4) Para el “Síndrome de Raquel”, puede ser de interés leer el artículo de mi autoría, “El llanto de Raquel”. (cf. http://ricardomazza.blogspot.com
(5) Léase la información, por ejemplo en “perfil.com” del 16 de Febrero de 2008.
(6) Obra citada, pág.166.
Padre Ricardo B. Mazza, Director del CEPS “Santo Tomás Moro” y del Grupo Pro-Vida “Juan Pablo II”.

No hay comentarios:

EL COMBATE ESPIRITUAL


Photobucket Photobucket Photobucket

ANTOLOGÍA POETAS PERSAS

SONIDOS SUFÍES PERSIA


CÁNTICO ESPIRITUAL


Gabriel Amorth exorcista de Roma, decano de exorcistas.


ORACIÓN DE LIBERACIÓN, EXORCISMO Y SANIDAD



RENUNCIA Y LIBERACIÓN

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket


ORACIÓN CON EL PODER DE LA SANGRE DE CRISTO


Con el Poder de la Sangre de Cristo

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

ORACIÓN DE PERDON

Oración de Perdón

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

LA CORAZA DE SAN PATRICIO

Photobucket Photobucket

ORACIÓN CONTRA LUCIFER

Photobucket Photobucket

EL SANTO ROSARIO

PARA MEJOR LEER IR FINAL BLOG


«Vendrán de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur y se sentarán a la mesa en el Reino de Dios»

EVANGELIO DEL DÍA: 27/10/2010
¿ Señor, a quién iremos?. Tú tienes palabras de vida eterna. Jn 6, 68
Miércoles de la XXX Semana del Tiempo Ordinario
Carta de San Pablo a los Efesios 6,1-9. Hijos, obedezcan a sus padres en el Señor porque esto es lo justo, ya que el primer mandamiento que contiene una promesa es este: Honra a tu padre y a tu madre, para que seas feliz y tengas una larga vida en la tierra. Padres, no irriten a sus hijos; al contrario, edúquenlos, corrigiéndolos y aconsejándolos, según el espíritu del Señor. Esclavos, obedezcan a sus patrones con temor y respeto, sin ninguna clase de doblez, como si sirvieran a Cristo; no con una obediencia fingida que trata de agradar a los hombres, sino como servidores de Cristo, cumpliendo de todo corazón la voluntad de Dios. Sirvan a sus dueños de buena gana, como si se tratara del Señor y no de los hombres, teniendo en cuenta que el Señor retribuirá a cada uno el bien que haya hecho, sea un esclavo o un hombre libre. Y ustedes, patrones, compórtense de la misma manera con sus servidores y dejen a un lado las amenazas, sabiendo que el Señor de ellos, que lo es también de ustedes, está en el cielo, y no hace acepción de personas. Salmo 145(144),10-14. Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder. Así manifestarán a los hombres tu fuerza y el glorioso esplendor de tu reino : tu reino es un reino eterno, y tu dominio permanece para siempre. El Señor es fiel en todas sus palabras y bondadoso en todas sus acciones. El Señor sostiene a los que caen y endereza a los que están encorvados. Evangelio según San Lucas 13,22-30. Jesús iba enseñando por las ciudades y pueblos, mientras se dirigía a Jerusalén. Una persona le preguntó: "Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?". El respondió: "Traten de entrar por la puerta estrecha, porque les aseguro que muchos querrán entrar y no lo conseguirán. En cuanto el dueño de casa se levante y cierre la puerta, ustedes, desde afuera, se pondrán a golpear la puerta, diciendo: 'Señor, ábrenos'. Y él les responderá: 'No sé de dónde son ustedes'. Entonces comenzarán a decir: 'Hemos comido y bebido contigo, y tú enseñaste en nuestras plazas'. Pero él les dirá: 'No sé de dónde son ustedes; ¡apártense de mí todos los que hacen el mal!'. Allí habrá llantos y rechinar de dientes, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes sean arrojados afuera. Y vendrán muchos de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, a ocupar su lugar en el banquete del Reino de Dios. Hay algunos que son los últimos y serán los primeros, y hay otros que son los primeros y serán los últimos". 
Lc 13,22-30
Leer el comentario del Evangelio por  Misal romano Plegaria eucarística para la reconciliación, nº 2
«Vendrán de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur y se sentarán a la mesa en el Reino de Dios»
     Padre de bondad, tu Hijo ha dejado a tu Iglesia esta prenda de su amor. al celebrar, pues, el memorial de su muerte y resurrección, te ofrecemos lo mismo que tú nos entregaste: el sacrifcio de la reconciliación perfecta.      Acéptanos también a nosotros, Padre santo, juntamente con la ofrenda de tu Hijo; y en la participación de este banquete concédenos tu Espíritu, para que desaparezca todo obstáculo en el camino de la concordia y la Iglesia resplandezca en medio de los hombres como signo de unidad e instrumento de tu paz.      Que este Espíritu, vínculo de amor, nos guarde en comunión con el Papa Benedicto XVI, con nuestro obispo N., el colegio episcopal, y todo tu pueblo santo.      Recibe en tu reino a nuestros hermanos que se durmieron en el Señor y a todos los difuntos cuya fe sólo tú conociste.      Así como nos has reunido aquí en torno a la mesa de tu Hijo, unidos con María, la Virgen Madre de Dios, y con todos los santos, reúne también a los hombres de cualquier clase y condición, de toda raza y lengua, en el banquete de la unidad eterna, en un mundo nuevo donde brille la plenitud de tu paz, por Cristo, Señor nuestro. 

miércoles 27 Octubre 2010

Santos Vicente, Sabina y Cristeta


Santos Vicente, Sabina y Cristeta
Vicente, Sabina y Cristeta son hermanos. Han nacido y viven en Talavera (Toledo). Los tres disfrutan de su juventud —Cristeta, casi niña- y, como en tantos hogares después del fallecimiento de los padres, hace cabeza Vicente que es el mayor. Manda en el Imperio la tetrarquía hecha por Diocleciano con el fin de poner término a la decadencia que se viene arrastrando a lo largo del siglo III por las innumerables causas internas y por las rebeliones y amenazas cada vez más apremiantes en las fronteras. Diocleciano, augusto, reside en Nicomedia y ocupa la cumbre de la jerarquía; su césar Galerio reside en Sirmio y se ocupa de Oriente; Maximiano es el otro augusto que se establece en Milán, con su césar Constancio, en Tréveris, gobiernan Occidente. El presidente en España es Daciano hombre cruel, bárbaro y perverso, que odia sin límites el nombre cristiano y que va dejando un riego de mártires en Barcelona y en Zaragoza. Llega a Toledo y sus colaboradores buscan en Talavera seguidores de Cristo. Allí es conocido como tal Vicente, que se desvive por la ayuda al prójimo y es ejemplo de alegría, nobleza y rectitud. Llevado a la presencia del Presidente, se repite el esquema clásico, en parte verídico y en parte parenético de las actas de los mártires. Halagos por parte del poderoso juez pagano con promesas fáciles, y, por parte del cristiano, profesiones de fe en el Dios que es Trinidad, en Jesucristo-Señor y en la vida eterna prometida. Amenazas de la autoridad que se muestra dispuesta a hacer cumplir de modo implacable las leyes y exposición tan larga como firme de las disposiciones a perder todo antes de la renuncia a la fe nutriente de su vida que hace el cristiano. De ahí se pasa al martirio descrito con tonos en parte dramáticos y en parte triunfales, con el añadido de algún hecho sobrenatural con el que se manifiesta la complacencia divina ante la fidelidad libre del fiel. Bueno, pues el caso es que a Vicente lo condenan a muerte por su pertinacia en perseverar en la fe cristiana. Lo meten en la cárcel y, en espera de que se cumpla la sentencia, es visitado por sus dos hermanas que, entre llantos y confirmándole en su decisión de ser fiel a Jesucristo, le sugieren la posibilidad de una fuga con el fin de que, sin padres que les tutelen, siga él siendo su apoyo y valedor. La escapada se realiza, pero los soldados romanos los encuentran en la cercana Ávila donde son los tres martirizados, en el año 304. El amor a Dios no supone una dejación, olvido o deserción de los nobles compromisos humanos. Vicente, aceptando los planes divinos hasta el martirio, hizo cuanto legítimamente estuvo de su parte para sacar adelante su compromiso familiar.